top of page
Buscar

La importancia del pH en la marihuana馃挧

驴Quieres saber c贸mo afecta el pH en el cultivo de cannabis? Sigue leyendo este post para comprender algo tan b谩sico y esencial en el cultivo.

El pH o Potencial de Hidr贸geno es la medida que mide el grado de acidez o de alcalinidad de una soluci贸n calculando la concentraci贸n de iones de hidr贸geno. Tiene un valor que va desde 0 que es el pH m谩s 谩cido, hasta 14 que es el pH m谩s alcalino. Se considera 7 como un pH neutro.

El pH influye en la capacidad de absorci贸n y solubilidad de gran parte de los elementos nutritivos disponibles en un suelo por parte de las plantas. Un valor de pH bajo o alto puede llegar a ser muy perjudicial para las plantas. En estos casos pueden tener dificultad para asimilar estos elementos nutritivos. El resultado se traducir谩 en un desequilibrio en el desarrollo de la planta ante la baja disposici贸n de estos nutrientes esenciales para el crecimiento. Todas las especies vegetales poseen unos rangos propios de pH dentro de los cuales su asimilaci贸n es id贸nea.

Y la marihuana no es menos, estableci茅ndose un rango de pH id贸neo entre 5.5 y 7.0 dependiendo del medio de cultivo. Mientras en cultivos hidrop贸nicos un pH entre 5.5 y 6.0 garantiza una 贸ptima disponibilidad de todos los elementos, en cultivos convencionales en tierra el pH ideal estar铆a en 6.0 y 7.0. En la fase de crecimiento el pH m谩s 谩cido dentro de cada rango mejora la asimilaci贸n de nutrientes necesarios para el desarrollo En la fase de floraci贸n, un pH m谩s alcalino permite una mayor disponibilidad de los nutrientes necesarios para la fructificaci贸n o formaci贸n de cogollos. Un pH demasiado bajo o 谩cido puede acarrear excesos de determinados nutrientes como hierro y magnesio. Y deficiencias de otros como f贸sforo y potasio, adem谩s de un convertir el suelo en pobre y con una vida microbacteriana reducida. Un pH demasiado alto o alcalino reduce la asimilaci贸n de f贸sforo, hierro, manganeso, boro, cobre y zinc. Adem谩s la descomposici贸n de sustancias org谩nicas aumenta de manera considerable.

Capacidad amortiguadora del suelo 馃尡馃


La capacidad de amortiguaci贸n es uno de los factores m谩s importantes para determinar el valor de pH en una soluci贸n o en un sustrato.


Resumiendo, se trata de la cantidad de 谩cido o base que puede absorber una soluci贸n antes de que su pH comience a cambiar.

Por ejemplo si tomamos agua de grifo y a帽adimos una gota de 谩cido, apenas tendr谩 influencia en su acidez. En cambio si hacemos lo mismo con agua destilada o desmineralizada, el pH caer谩 dr谩sticamente.

Esto se debe a que el agua de grifo contiene bicarbonato, uno de los agentes amortiguadores m谩s importantes y que tender谩 a mantener el pH entre unos valores comprendidos entre 5.5 y 7.5.


As铆 que mientras en un agua blanda debemos usar muy poca cantidad de 谩cido para reducir el pH, en un agua dura generalmente se debe usar una cantidad mucho m谩s elevada.

Los bicarbonatos se unen al 谩cido lo cual libera di贸xido de carbono. Cuando se consume, la soluci贸n se habr谩 quedado sin capacidad de amortiguaci贸n y los cambios bruscos o fluctuaciones de pH son m谩s frecuentes.

C贸mo medir el pH en el cultivo馃毎

Como hemos visto, el control del pH en el cultivo de marihuana es muy importante. Y dependiendo de la calidad del suelo, puede mantenerse m谩s o menos estable.

Los suelos arcillosos contienen carbonato de calcio y tienen un pH relativamente alto. Los suelos ricos en turba y los suelos arenosos son generalmente m谩s 谩cidos.

Aunque en cualquier caso ambos son apropiados, siempre es m谩s f谩cil con un buen h谩bito de riego mantener un pH en el suelo que permita a la planta asimilar todos los nutrientes necesarios.


El pH se comprueba y mide con un medidor de pH m谩s o menos sofisticado. Desde los m谩s b谩sicos como los test reactivos y el papel tornasol, que constan de un reactivo qu铆mico que cambia de color e indican una medida muy aproximada, hasta los digitales que siempre son m谩s precisos e indicar谩n un valor exacto.


En aguas que una vez a帽adidos los fertilizantes quedan turbias, los medidores m谩s b谩sicos son tambi茅n m谩s complicados de visualizar.

La rutina a la hora de medir y regular el pH del agua de riego, ha de ser siempre la misma.

Primero se a帽aden los abonos y aditivos, se remueve bien y se espera unos minutos a que el pH se estabilice. Realizamos una primera medici贸n para comprobar si se encuentra dentro de los valores correctos, si est谩 por debajo usaremos un pH Up o pH+, y si est谩 por encima un pH Down o pH, siempre en peque帽as cantidades, removiendo, volviendo a medir, y repetir si fuese necesario hasta alcanzar el valor deseado. Es interesante anotar siempre la cantidad de regulador que usemos, ya que nos servir谩 de referencia para en otras ocasiones la cantidad justa que tenemos que a帽adir al agua y no tener que en cada riego echar mano del medidor. Cada cierto tiempo conviene volver a realizar mediciones para comprobar que todo sigue correcto. Los medidores electr贸nicos es necesarios calibrarlos regularmente, ya que tienden a descompensarse y pueden llegar a darnos lecturas err贸neas. Un medidor de pH jam谩s es un gasto, siempre ser谩 una inversi贸n. Desde el primer momento facilitaremos la absorci贸n de nutrientes a nuestras plantas y mantendremos un correcto equilibrio en el sustrato. La gran mayor铆a de problemas en los cultivos, vienen derivados del problemas en la asimilaci贸n de nutrientes, algunas veces porque escasean pero muchas otras porque no se encuentran dentro de los rangos para una f谩cil absorci贸n.

161 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

- Our Clients Say -
- Nuestros Clientes -

IMG_0462.PNG
IMG_0409.PNG
bottom of page